Atraso de datos dificulta entender efectos de COVID-19 en Puerto Rico

Los datos hasta ahora indican que el 13 de julio fue el pico de la pandemia, pero sin todos los resultados es difícil determinar la magnitud de la pandemia.

Image for post

Para proveer datos confiables del virus COVID-19 en Puerto Rico, y una experta interpretación de ellos, 9 Millones estableció una colaboración con el proyecto Salud Pública en Acción, iniciado por la doctora en epidemiología Roberta Lugo Robles.

Según datos del Departamento de Salud (DS), hasta el 31 de julio hay un total de 16,781 pruebas positivas por COVID-19 en Puerto Rico. De esas, 5,997 son casos confirmados y 10,784 son casos probables. Desde nuestro último reportaje, se sumaron 1,203 casos confirmados y 1,611 casos probables.

Lee aquí para saber qué es un caso probable.

“Los casos confirmados continúan mostrando crecimiento. Sin embargo, el rezago de datos, no permite determinar la magnitud de este crecimiento en las últimas dos semanas”, informó la doctora en epidemiología Roberta Lugo Robles.

Esta semana resaltamos 3 datos:

  • Continúa la transmisión del virus activa en la comunidad.

  • Los datos, hasta ahora, indican que el 13 julio fue el pico de la pandemia en Puerto Rico con 395 casos.

  • DS está priorizando las pruebas moleculares debido a escasez de reactivos.

Datos sobre COVID en Puerto Rico

La distribución de casos confirmados por sexo se mantiene igual a semanas anteriores, con un 50/50. La edad promedio de los casos positivos se encuentra en 42 años. Los casos confirmados entre las edades de 30 a 59 años siguen reportando el mayor número de contagios, para un total de 3,055; esto equivale alrededor del 51.0% del total de casos confirmados hasta el momento.

De los 1,522 casos confirmados añadidos durante la semana, el 36% de los casos pertenecen a las edades de 20–39 años.

Melissa Marzán @MeliMarz
Importante dato sobre el tema de #Recuperancion. Una nueva publicación @CDCMMWR , muestra que en personas entre 18 y 34 años saludables, 1 de cada 5 no había vuelto a su estado de salud habitual luego de 14-21 días desde su resultado positivo. Más info:
cdc.gov/mmwr/volumes/6… https://t.co/7me6rTcaVD

MMWR @CDCMMWR

New @CDCMMWR report shows that young, previously healthy adults can take a long time to recover from #COVID19. The study found that nearly 1 in 5 adults ages 18-34 who had milder outpatient COVID-19 had not returned to their usual health after 14-21 days. https://t.co/enA6jJf3jo https://t.co/XAk0wC1tSF

“Continúa la tendencia que resaltamos en reportes anteriores, jóvenes adultos contagiándose con el virus. Tanto en los casos confirmados como en los casos probables se refleja esta tendencia. El 52% de los casos confirmados y el 47% de los casos probables se encuentran en el rango de edades de 20 a 49 años”, explicó Lugo Robles.

En términos geográficos la región metropolitana continúa con la mayor cantidad de casos positivos confirmados con un total de 1,942 (un 34% del total de los casos), seguida de la región de Bayamón con 1,140 casos (20%) y Mayagüez con 763 casos (13%). Los cinco municipios con mayor cantidad de casos confirmados son San Juan, Bayamón, Carolina, Guaynabo y Mayagüez.

Datos hasta el 31 de julio muestran un total de 488 hospitalizaciones, 62 pacientes en cuidado intensivo y 39 en ventilador mecánico. En la última semana el número de hospitalizaciones se ha mantenido fluctuando entre 469–509 pacientes.

Los fallecimientos por complicación por el virus reportados suman 219 en total, de las cuales 113 muertes fueron confirmadas por prueba molecular y 106 muertes probables. Las muertes probables son los fallecimientos adjudicados a COVID-19 por una prueba serológica positiva o criterio clínico o epidemiológico.

El Informe de Rastreo de Contactos del DS publicado el 23 de julio de 2020 muestra que se ha contactado cerca del 34% de los casos totales. Como resultado se han rastreado un total de 7,625 contactos, de las cuales 7.47% fueron positivos a COVID-19. La mayor cantidad de contactos ha sido identificado en la región de Mayagüez ( 19.4%) seguido por la región de Ponce ( 15.8%) y Caguas ( 13.2%). Un total de 6,365 contactos al momento del reporte habían completado el seguimiento diario y no desarrollaron COVID19.

El Informe Preliminar de Casos Convalecientes publicado el 23 de julio de 2020 reportó un total de 2,267 casos . Un caso convaleciente de COVID-19 es un pacientes con una prueba molecular (RT-PCR) positiva, no hospitalizado y que ha pasado más de 14 días desde su última prueba molecular positiva. Actualmente, el DS reporta 2,437 casos activos. Desde su reporte anterior del 16 de julio de 2020, los casos activos se han casi duplicado.

Transmisión activa en la comunidad y escasez de reactivos

Datos de las últimas semanas indican que seguimos experimentando una transmisión activa en la comunidad, con alrededor de 1,000 casos nuevos confirmados por semana. Se observa que el pico del repunte fue el 13 julio con un total de 395 casos. Sin embargo, el rezago de datos dificulta poder conocer la magnitud del incremento de los casos.

Ante la alta demanda de pruebas que experimenta el archipiélago, los reactivos necesarios para realizar las pruebas moleculares han comenzado a escasear. Por esto, el DS publicó una guía preliminar para la priorización de pruebas moleculares. En resumen la guía establece que :

  • Ya no se recomienda una estrategia basada en pruebas para descontinuar el aislamiento, por lo que, se utilizará criterio clínico y juicio médico para tomar la determinación.

  • No se utilizará el criterio de 2 pruebas negativas en un intervalo mayor o igual a 24 horas

  • Los pacientes con síntomas severos, deberán realizar al menos 20 días de aislamiento

“La priorización de pruebas tendrá efectos directos en varios indicadores utilizados para monitorear el progreso de la pandemia como lo son el número total de casos confirmados y la tasa de positividad”, añadió Lugo Robles.

Según la interpretación de la epidemióloga, si la capacidad de pruebas disminuye significativamente se podría ver una baja artificial de casos. La tasa de positividad (el porcentaje de personas que, de todas aquellas a quienes se le ha hecho prueba, dieron positivo al virus) aumentará debido a que se priorizará a los pacientes sintomáticos, aumentando la probabilidad que más prueba resulten positivas.

Si esto pasa, eventualmente este indicador no se podrá utilizar como un estimador de la tasa de incidencia, es decir, casos nuevos. El protocolo del aeropuerto también se verá afectado ya que los viajeros no tienen prioridad y esto reduce la capacidad de identificar casos importados.

“Nos encontramos en un periodo crítico y peligroso en la emergencia. Y más aún con la reducción en la capacidad de realizar pruebas moleculares, las únicas pruebas que diagnostican la infección con el virus”, puntualizó Lugo Robles.

Seamos rigurosos con las medidas de prevención para evitar exposición y contagios con COVID-19.